Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Jeremin Barbarroja. Muerte en el Mediterráneo

Durante la Edad Media, el Mediterráneo fue un mar que separaba dos mundos antagónicos. La cuenca sur estaba controlada por el islam, mientras que por el norte se extendían diversos reinos cristianos, herederos del imperio romano y de los pueblos bárbaros. En zonas orientales, el imperio bizantino sufrió durante estos siglos una lenta agonía, hasta terminar desapareciendo como consecuencia del irrefrenable avance musulmán. Por el contrario, en la costa occidental fueron los reinos cristianos españoles —sobre todo Castilla y, en menor medida, Aragón— los que avanzaron sin cesar hasta completar la reconquista en enero de 1492, ya en tiempos de los Reyes Católicos.

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

El catolicismo en el protectorado de Marruecos

La mal denominada «guerra de Marruecos» o segunda guerra de Marruecos, enfrentó al ejército español en los albores del siglo xx frente a grupos de guerrilleros pertenecientes a diferentes tribus rifeñas en la zona norte de África. En un contexto europeo de expansión colonial, incluso de carrera colonial, en el cual las diferentes potencias europeas se vieron inmersas en un intenso frenesí de locura expansiva, repartiéndose el continente africano a través de diversos tratados, España se vio abocada, casi en la obligación, de tomar parte en el reparto colonial.

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

Macuquinas. Las monedas que llegaron a los confines del mundo

Es curioso cómo, gracias a mi compañero Cristóbal, voy aprendiendo otra parte de nuestra historia, tan importante o más que cualquier asedio, victoria, descubrimiento o hazaña marina. La historia de la numismática nos enseña muchos detalles relevantes y anécdotas de una época en la que España tenía un peso específico en las economías de muchos reinos, de muchos países y territorios.

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

Diarios de guerra. Desde Belchite hasta San Miguel de los Reyes

Siempre es un reto más que inspirador tener la oportunidad de sumergirte en documentación y fuentes primarias de la Guerra Civil para poder ofrecer un estudio completamente inédito. Más aún si en ellos encuentras una historia narrada en primera persona y escrita por un soldado del bando nacional. En exclusiva para Laus Hispaniae, me congratula poder presentar el diario de José Belenguer Lapeña: el vivido relato de un combatiente del frente de Aragón, defensor en la batalla de Belchite, herido por fuego enemigo y apresado hasta el fin de la guerra.
Esta es su historia…

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás aceptando nuestra política de cookies.