Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Viriato, el protector de Hispania

En el siglo II a.C. la República romana era dueña y señora del mar Mediterráneo. Con una actividad conquistadora y colonizadora sin precedentes en su historia, caminaba hacia la configuración de un gran imperio llamado a erigirse en una de las bases de la civilización occidental. Dentro de sus planes, la península ibérica, Hispania, era un territorio clave, tanto por su posición geoestratégica como por sus recursos naturales y zonas de cultivo.
Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás aceptando nuestra política de cookies.