Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La conquista de México. Verdades políticamente incorrectas

A finales del siglo XV, aunque se habían producido procesos de unificación lingüística, el continente americano era el reino de una verdadera behetría idiomática. El más importante esfuerzo para lograr –a través del uso de la violencia– la unificación lingüística en una región fue realizado por el imperialismo incaico. En cambio, frente a esa unidad, signo de voluntad de poder, los filólogos hallan que el número de dialectos en el gran espacio que el imperialismo azteca había logrado unificar por la fuerza era incontable. En lo que hoy conocemos como México se hablaban ochenta y dos lenguas. La futura América española era una verdadera Babel idiomática. 

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Inicia sesión Suscríbete

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás aceptando nuestra política de cookies.